EL ÍDOLO SOMALÍ

 

DRAMATIS PERSONAE

 

SOMOZA, arqueólogo y profesor universitario

GARRIDO, alumno de Somoza

TEODORO, alumno de Somoza y novio de Garrido

 

Exterior. Cafetería.

Somoza y Teodoro están sentados en una mesa tomando unos refrescos.

 

SOMOZA: ¿Es verdad que estás enamorado de Garrido?

TEODORO: Sí, hacer el amor con él es una experiencia...como diría...artística. Es como contemplar la capilla Sixtina...o un cuadro de Guido Reni...no sé si me entiendes.

SOMOZA: Yo lo que creo es que estás sublimando tus experiencias sexuales. En el amor no todo es sexo.

TEODORO: ¿Qué quieres decir?

SOMOZA: Está también el cariño, el lazo afectivo de larga duración que sostiene a las parejas más allá de la pasión. (Somoza acaricia sutilmente la mano de Teodoro)

TEODORO (retirando la mano): Sí, pero la pasión conectada con el cariño produce amor, y el amor te provoca desamor, puede llevarte a una depresión y a grandes frustraciones. Así que yo por ahora me conformo con que me haga gozar en la cama. Por cierto, hablando del rey de Roma, por ahí asoma.

 

Entra Garrido. Saluda a Teodoro con un beso en la mejilla.

 

SOMOZA: Ya estamos todos. Si les parece podemos ir ya hacia la excavación y así aprovechamos mejor las horas de sol.

 

Música africana de tambores.

Título sobre fondo negro: “ARI OLIVARES presenta

Título sobre fondo negro: “El ídolo somalí”

Subtítulo sobre fondo negro: (basado en El ídolo de Las Cícladas de Cortázar)

 

Exterior. La Palmita.

La estatuilla está semienterrada. Teodoro elimina con una brocha los restos de tierra que aún permanecen sobre la estatuilla. La extrae.

 

TEODORO: Esto parece una figura muy antigua. ¿A qué cultura pertenecerá?

GARRIDO (cogiendo la figura de las manos de Teodoro): Ahora es difícil saberlo, está cubierto de moho y adherencias calcáreas.

SOMOZA (cogiendo la figura de las manos de Garrido): Quizás pertenezca a la cultura somalí. Lo mejor será que me lo lleve al taller y lo limpie. ¿Vienes conmigo Teodoro?

 

Somoza coge a Teodoro de un brazo y lo atrae hacia él, pero Garrido reacciona y coge a Teodoro del otro brazo, alejándolo de Somoza.

 

GARRIDO: No, Teodoro no puede acompañarte. Mañana tenemos el examen de elementos arquitectónicos y hemos quedado para estudiar juntos.

SOMOZA: Está bien. Ya les avisaré en cuanto averigüe algo sobre la estatuilla.

 

Exterior. Residencia universitaria.

Zoom lento sobre una ventana.

 

Interior. Dormitorio.

Teodoro y Garrido mantienen relaciones sexuales sobre la cama. Suena el teléfono móvil de Teodoro.

 

GARRIDO: ¿No irás a cogerlo ahora?

TEODORO (mirando el número de la llamada entrante): Es Somoza, a lo mejor es importante.

GARRIDO: ¡Joder, qué corte de rollo!

 

Teodoro descuelga.

 

TEODORO: ¿Diga?...Sí, está aquí conmigo… (Teodoro le guiña el ojo a Garrido, que le responde metiéndose un dedo en la boca como si fuera a provocarse el vómito)...Está bien.

 

Cuelga.

 

GARRIDO: ¿Qué quería?

TEODORO: Dice que ha descubierto algo importante sobre la figura esa que encontramos en el estanque. Quiere que vaya a su despacho ahora.

GARRIDO: ¿Tú sólo? ¡Ni hablar! No creas que no me he dado cuenta de cómo te mira Somoza. Ese tipo es un salido, y aprovecha cualquier oportunidad para quedarse a solas contigo...

TEODORO: Garrido, cariño, no me hagas escenitas de celos, por favor. Es verdad que Somoza me parece un tipo interesante, es inteligente, ha leído muchos libros, tiene vida detrás, pero de ahí a...

GARRIDO: Yo te acompaño.

TEODORO: De todas maneras Somoza me dijo que fuéramos los dos ¡Vaya! Me acabo de acordar que mañana tengo que entregar un trabajo sobre arte precolombino. Ve tú primero entonces. Yo me reuniré con ustedes dentro de un rato…digamos…a las 7.

GARRIDO: Vale, pero no te demores, que sabes que te echo mucho de menos cuando estoy alejado de ti.

 

Teodoro le hace una carantoña a Garrido.

 

Exterior. Edificio de despachos.

GARRIDO (off): Bueno, dime, ¿qué es eso tan importante que descubriste?

 

Interior. Despacho de Somoza.

Somoza y Garrido están sentados alrededor de la mesa. La figura está en el centro de la mesa.

 

SOMOZA: Es tan sencillo. Pero había que desandar 5000 años de caminos equivocados. Curioso que ellos mismos, los descendientes de los egeos, fueran culpables de ese error.

 

Interior. Dormitorio.

Teodoro escribe con el ordenador.

 

Interior. Despacho de Somoza.

GARRIDO: ¿No podrías hacer un esfuerzo por explicarme, aunque creas que nada de eso se puede explicar?

SOMOZA: ¿No oyes como suenan los tambores? Pero cuando se cumpla el sacrificio, los tambores dejarán de sonar y sólo se escuchará el sonido de la nueva vida que bebe la sangre derramada.

GARRIDO: ¿Qué sangre derramada? Déjate de tonterías.

 

Somoza abre un cajón de la mesa y saca un cuchillo.

 

GARRIDO: ¿Qué vas a hacer con ese cuchillo?

SOMOZA: Tengo que untar el ídolo con tu sangre.

GARRIDO: Si realmente me quieres matar, ¿a qué viene este teatro? Los dos sabemos muy bien que es por Teodoro. ¿Pero de qué te va a servir, si no te ha querido ni te querrá nunca?

 

Interior. Dormitorio.

Teodoro apaga el ordenador y sale.

 

Interior. Despacho de Somoza.

Somoza y Garrido luchan. Música africana de tambores.

 

Exterior. Campus.

Teodoro camina hacia el despacho de Somoza.

 

Interior. Despacho de Somoza.

El cuchillo ensangrentado es depositado sobre la mesa por Garrido, que se sienta en el sillón de Somoza. Mira hacia la figura y se establece una extraña conexión entre él y la estatuilla.

 

Interior. Pasillo.

Teodoro camina por el pasillo hasta la puerta del despacho de Somoza. Toca en la puerta.

 

Interior. Despacho de Somoza.

Garrido oye los golpes en la puerta y mira su reloj.

 

GARRIDO (para sí mismo): Teodoro es la puntualidad en persona. (Recoge el cuchillo de la mesa). ¡Adelante!

 

Entra Teodoro, que ve a Somoza desangrado en el suelo y a Garrido con el cuchillo ensangrentado en sus manos.

 

TEODORO: Pero... ¿qué pasó aquí?

GARRIDO: ¿No oyes el sonido de los tambores?

 

Garrido se abalanza sobre Teodoro. El ídolo permanece sobre la mesa mientras se oyen los gritos de Teodoro. Música africana de tambores mientras aparecen los títulos finales.

 

FIN